Cómo protegerse de la lluvia

¿Alguna vez has entrado en la sección de ropa impermeable y te has sentido perdido en un desierto de nylon y poliéster? Entender algunos términos clave y los fundamentos de la tecnología de la ropa de lluvia te ayudará a encontrar la chaqueta que te mantenga seco, y la que se ajuste a tu presupuesto.

Cuando se trata del precio, estás pagando por toda la investigación, el desarrollo, las pruebas y, en última instancia, el rendimiento del tejido de esa chaqueta. Los chubasqueros de primera categoría pueden costar varios cientos de euros, por lo que es conveniente investigar antes de comprarlos.

¿Quieres saber más sobre la ropa impermeable? Si quieres conocer en profundidad la complicada ciencia de la tecnología de los tejidos, consulta nuestra página Ropa de lluvia: Cómo funciona. Merece la pena leer la sección sobre el cuidado de los tejidos, porque todas las chaquetas necesitan un mantenimiento regular para seguir manteniéndote seco.

Cualquier chaqueta ofrece cierto nivel de resistencia al agua. Entender la terminología te ayudará a determinar qué grado de protección tiene una chaqueta concreta.

Impermeable vs. resistente al agua

Llamamos a una chaqueta «impermeable» cuando su resistencia al agua es suficiente para evitar la lluvia torrencial. Aunque las empresas no se ponen de acuerdo sobre los estándares de las pruebas, puedes confiar en que cualquier prenda que una marca importante designe como «impermeable» puede resistir una fuerte tormenta.

Impermeable/transpirable: Este tipo de ropa impermeable de alto rendimiento impide que la lluvia llegue a tu piel, al tiempo que hace que el sudor salga al exterior. Si estás planeando cualquier actividad que ponga en marcha tus extremidades y pulmones, este es tu tipo de ropa porque tanto la precipitación como la transpiración pueden empaparte.

Resistente al agua: También transpirable, esta es la ropa que puede soportar una lluvia ligera durante un breve periodo de tiempo: cazadoras y chaquetas de peso pluma, por ejemplo. Si la precipitación se prolonga o empieza a caer de forma lateral, no estarán a la altura.

Impermeable/no transpirable: Piensa en un chubasquero o un poncho de emergencia. Si sólo necesitas mantener la lluvia fuera mientras estás sentado o de pie, este equipo es perfecto y cuesta muy poco dinero. Sin embargo, si haces algún esfuerzo, tu chubasquero también estará resbaladizo por dentro. Y no hace falta mucho viento para que un poncho sea prácticamente ineficaz.

A prueba de viento vs. resistente al viento

Al igual que «resistente al agua» se relaciona con «impermeable», «resistente al viento» se convierte en «a prueba de viento» cuando los resultados de las pruebas superan un umbral establecido: 60+ mph, por ejemplo, es la especificación para todas las chaquetas de marca.

A prueba de viento: Cualquier chaqueta impermeable es también resistente al viento. Esto tiene sentido si se tiene en cuenta que una barrera diseñada para bloquear la lluvia torrencial también bloquearía el viento que empuja la lluvia. También encontrará chaquetas con tecnología a prueba de viento, normalmente algún tipo de laminado, que sólo se consideran resistentes al agua.

Resistente al viento: Esencialmente igual que una chaqueta resistente al agua, suele ser una prenda ultraligera que se mete fácilmente en un bolsillo. Pensada para viajes cortos y previsiones optimistas, no ofrecerá mucha protección en una tormenta en toda regla.

Un paso más allá de la ropa de lluvia, este diseño combina un chubasquero con un forro polar o una capa aislante. El componente interior suele cerrarse con cremallera dentro del chubasquero, ofreciéndote la opción de llevar cualquiera de las dos piezas por separado.

Tipos de prendas impermeables

Aunque a menudo se utiliza indistintamente con la palabra «chaqueta», «shell» también puede referirse a pantalones impermeables, parkas y ponchos. Es una palabra que se centra en la composición del tejido más que en el estilo de la prenda. Familiarizarse con los siguientes tipos de caparazón le ayudará a la hora de considerar sus opciones de protección contra las inclemencias del tiempo.

Capa dura: Se trata de un término alternativo para el equipo impermeable/transpirable. Como puede imaginarse, los tejidos de la mayoría de los cascos duros suelen ser más rígidos que los de los cascos blandos, aunque se están desarrollando tejidos de cascos duros más flexibles. Los cascos duros no están aislados, por lo que el calor se obtiene de una capa base y una capa intermedia.

Capa blanda: La versión clásica integra una capa aislante con una cáscara resistente al agua. El objetivo es que una sola pieza haga las veces de capa intermedia y exterior. La contrapartida es una mayor transpirabilidad a cambio de una menor protección contra la lluvia, el viento y el frío. Las capas blandas son mejores para las actividades de alto esfuerzo, en las que la transpiración es la mayor preocupación.

La evolución de los diseños hace que la categoría de los cascos blandos sea un poco confusa. Muchos cascos blandos también tienen una excelente flexibilidad, una característica poco frecuente en los cascos duros.

Capa híbrida: Este término se aplica a una variedad de construcciones. En una combinación de caparazón blando y duro, los tejidos más impermeables y resistentes al viento pueden estar en la parte delantera y superior, mientras que los tejidos más transpirables y flexibles están en los laterales, la espalda y la parte inferior de las mangas. También puedes encontrar una capa tradicional blanda o dura con un tejido más duradero en la cara exterior o en las zonas de mayor desgaste.

Capa aislante: La mayoría de las chaquetas acolchadas suelen estar rellenas de plumón o de material sintético para dar calor, pero también son resistentes al agua y transpirables. Si la chaqueta tiene un tejido impermeable/transpirable, entonces disfrutas de un nivel elevado de protección. Sin embargo, tiene que tener las costuras selladas para que se considere totalmente impermeable.

Qué significa la transpirabilidad

La transpirabilidad en la ropa de lluvia impermeable/transpirable es lo que cambia el juego. Nadie quiere jugar al aire libre en una sauna portátil. La clave para evitar ese destino es la «transferencia de vapor de humedad», que, como dirán los puristas científicos, es de lo que realmente hablamos cuando decimos «transpirabilidad».

La transferencia de vapor de sudor a través de una cubierta se produce en parte porque el aire cálido y húmedo del interior es atraído por el aire más frío y relativamente más seco del exterior. La eficacia de ese proceso de transferencia de vapor ayuda a determinar la sensación de sequedad o humedad, y la mejora de esa eficacia ha sido el objetivo de las marcas de ropa de montaña durante décadas. Oirás todo tipo de afirmaciones sobre el rendimiento, lo que realmente significa que la ropa de lluvia de Gore-Tex® ya no es tu única opción.

En efecto, las chaquetas actuales respiran mucho mejor que sus predecesoras, aunque no disponemos de una norma de ensayo universal, ni de un organismo de certificación independiente, que mida el rendimiento de la transpirabilidad.

Algunas marcas también incluyen un bajo nivel de «permeabilidad al aire», el término científico para la transpirabilidad clásica. Comercializan este enfoque utilizando una terminología diferente, pero generalmente pregonan una transpirabilidad mejor o más rápida. La contrapartida es que un intercambio de aire más directo también deja salir el aire caliente. Por lo tanto, estas chaquetas requieren una capa aislante más cálida que la que se usaría debajo de una capa impermeable/transpirable tradicional.

Tecnologías impermeables/transpirables

El componente clave del tejido de la ropa de lluvia es un revestimiento o membrana que hace el truco tecnológico de bloquear la lluvia al tiempo que permite la salida del vapor de sudor. Al ser relativamente delicada, la membrana se une a un tejido protector para crear un laminado.

Casi todas las prendas para la lluvia se fabrican utilizando un laminado o un revestimiento, aunque los materiales exactos de cada uno varían.

Repelente al agua duradero (DWR)

La mayoría de las prendas exteriores, incluidas todas las impermeables/transpirables, tienen un acabado repelente al agua duradero (DWR). Cuando el tejido exterior de una chaqueta es «repelente al agua», las precipitaciones se acumulan literalmente y salen rodando. Tenga en cuenta que esto no es lo mismo que un tejido sea «resistente al agua», que es una evaluación general de su capacidad para evitar la penetración del agua.

A menudo se pasa por alto después de la compra, pero el mantenimiento del acabado DWR es fundamental si quieres que tu chaqueta de alta tecnología siga haciendo su magia. Cuando el DWR se desgasta, el tejido superficial de una chaqueta puede mojarse. La membrana o el revestimiento subyacente seguirán impidiendo el paso del agua, pero el tejido superficial empapado retrasa el movimiento del vapor de sudor hacia el exterior. El forro húmedo puede incluso pegarse a la piel, dando la sensación de que la chaqueta gotea.

Curiosamente, los acabados DWR más respetuosos con el medio ambiente que se utilizan hoy en día se desgastan más rápidamente que los antiguos productos DWR. Por lo tanto, volver a aplicar regularmente un tratamiento DWR debería formar parte de su rutina de mantenimiento de la ropa de lluvia. Cuando la lluvia deje de acumularse o cuando el tejido de la superficie húmeda le produzca manchas de frío, es el momento de volver a aplicarlo.

Capas de ropa de lluvia

Para la protección, la membrana o el revestimiento de una chaqueta se intercala dentro de capas adicionales. Una capa exterior resiste la abrasión y repele la lluvia, mientras que una capa interior protege tanto de la grasa corporal como del desgaste del interior de la chaqueta.

Los tres tipos de construcción utilizados en la ropa de lluvia son un diseño de 2 capas, 2,5 capas y 3 capas. He aquí un breve resumen:

2 Capas: La más silenciosa

La membrana o capa de revestimiento se aplica dentro de una capa de tejido exterior para formar una sola pieza de material. En el interior se añade un revestimiento suelto para proteger la membrana o el revestimiento. Al ser más silenciosa (menos «zumbido» al caminar), la construcción de 2 capas es la preferida para la ropa de lluvia urbana y de viaje. Independientemente del uso previsto, este diseño se encuentra en chaquetas de precio moderado.

2,5 capas: La más ligera

Aquí es donde el término «capa» puede resultar confuso. Al igual que las construcciones de 2 y 3 capas, este diseño utiliza un tejido exterior ligero pero duradero como primera capa. La segunda «capa» es en realidad un laminado o revestimiento de poliuretano aplicado dentro de esa primera capa. Por último, se aplica un brillo protector o una impresión (una «media capa») sobre esa segunda capa.

Aunque los diseños de 2,5 capas no suelen alcanzar la transpirabilidad o la durabilidad de otros enfoques, una chaqueta fabricada de este modo suele ser más ligera y más asequible. Algunos usuarios creen que las chaquetas de 2,5 capas son pegajosas, aunque los estampados «dry-touch» están cambiando esa percepción.

De 3 capas: La más robusta

En este caso no se utilizan revestimientos, sino una membrana firmemente insertada entre un tejido resistente para la cara y un forro. Por lo general, los diseños de 3 capas, que son los más duraderos y transpirables, se utilizan en las prendas para la lluvia destinadas a los entornos más duros del campo. Estas chaquetas también tienen un precio superior.

Características del chubasquero

Aunque la tecnología del tejido es el mayor factor en el coste de la ropa de lluvia, los detalles de construcción también influyen. Las chaquetas con un sólido conjunto de características lo reflejarán en su precio. El peso también se ve afectado, por lo que es posible que veas una chaqueta con un tejido de primer nivel pero con pocas características adicionales, especialmente bolsillos, si el objetivo es un diseño ultraligero.

Cinta adhesiva en las costuras

Debido a que la construcción requiere tantas costuras, un verdadero chubasquero debe estar completamente sellado para que sea totalmente impermeable. Dado que todas las chaquetas impermeables se fabrican de este modo, no hay que tener en cuenta el encintado de las costuras como parte de la decisión de compra.

Sin embargo, no dé por sentado que una chaqueta es totalmente impermeable basándose únicamente en la presencia de cinta de costura en la capucha y los hombros: es una práctica habitual en las chaquetas meramente impermeables. Tampoco asuma que la falta de cinta en las costuras indica una mala calidad en una chaqueta de caparazón blando u otra chaqueta resistente al agua: la cinta en las costuras no se utiliza porque simplemente añadiría una complejidad que no es necesaria para el uso previsto.

Cremalleras

La mayoría de las chaquetas están repletas de cremalleras, desde la abertura frontal hasta los bolsillos y las cremalleras de las axilas. Para evitar que el agua se filtre a través de las cremalleras es necesario un revestimiento de goma o una solapa para tormentas. Las cremalleras recubiertas, también llamadas laminadas, son más difíciles de subir y bajar. También necesitan una cubierta, a menudo llamada caseta de cremallera o garaje de cremallera, para proteger la pequeña abertura al final del recorrido de la cremallera. La tendencia es alejarse de las solapas completas para ahorrar peso, aunque los revestimientos acaban desgastándose y siendo menos eficaces.

Diseño de la capucha

La mayoría de las capuchas tienen rebordes y ajustes en los laterales y en la espalda para ajustar el tamaño de la abertura. Las chaquetas sin esos ajustes están pensadas para usos más informales. Algunas chaquetas también tienen capuchas que se cierran con cremallera o se enrollan y guardan en el cuello.

Ventilaciones

Dado que incluso la ropa de lluvia más transpirable puede resultar agobiante durante una actividad extenuante, casi toda la ropa de lluvia de montaña tiene cremalleras en las axilas. Algunas chaquetas van un paso más allá y tienen forros de malla en los bolsillos del torso que pueden servir como respiraderos adicionales.

Características de ajuste

Además de los ajustes de la capucha mencionados anteriormente, las chaquetas suelen tener un cordón de ajuste en el dobladillo inferior. Las chaquetas más largas pueden tener un cordón de ajuste en la cintura. La mayoría de las prendas técnicas para la lluvia tienen cierres en las muñecas que se ajustan. Todos estos ajustes permiten crear cierres ajustados para evitar que la lluvia, el viento y el frío se cuelen en las aberturas de la chaqueta. Los ajustes también pueden aflojarse para aumentar la ventilación general de la chaqueta.

Bolsillos

Los bolsillos, especialmente si tienen cremalleras impermeables, aumentan el precio de una chaqueta. Algunas chaquetas tienen tantos bolsillos que podría estar tentado de renunciar a su mochila. Otras chaquetas tienen bolsillos para las manos colocados por encima del cinturón de la cadera y lejos de las correas de los hombros, para que pueda acceder a ellos mientras tiene la mochila puesta.

Muchas chaquetas incluyen ahora un bolsillo con un puerto para cables que permite escuchar el teléfono o el reproductor de música. Y las chaquetas de viaje a veces esconden los bolsillos bajo las solapas de tormenta o a lo largo de las costuras, donde es menos probable que los carteristas los encuentren.

Capacidad de carga

Los tejidos ultraligeros y no voluminosos siempre facilitan el embalaje de una chaqueta. Algunas chaquetas van más allá y diseñan un bolsillo que hace las veces de bolsa de almacenamiento. Si una chaqueta tiene esta característica, o viene con su propia bolsa de almacenamiento, se designa como «empacable» en las especificaciones de cada marca.

Otros productos impermeables

Relojes deportivosAdemás de la ropa impermeable, hay muchos más productos que necesitan protegerse de la lluvia para seguir operativos, por ejemplo los relojes deportivos impermeables que utilizamos para practicar deporte al aire libre.

 

Otro tanto ocurre con las mochilas. Transportamos objetos de valor como ordenadores, tablets, móviles, cargadores, ropa, e incluso papeles importantes. No podemos permitir que se mojen. Pues eso, mejor todos estos objetos personales dentro de una mochila impermeable.

Y así podríamos seguir con un montón de productos, como fundas de móvil impermeables, protectores de colchón impermeables, mantas impermeables, auriculares impermeables y muchos otros más que se nos pueden ocurrir.

Más artículos del Blog

Las 10 mochilas de baloncesto más vendidas

Una mochila para cada situación

La perspectiva de comprar una mochila que le dure el resto de su vida es tentadora. Esas mochilas existen: Están ...
Leer Más
Bicicletas eléctricas plegables

Las bicis son para cualquier época

La gran variedad de productos disponibles en una típica tienda de bicicletas puede ser desconcertante. ¿Qué es una bolsa de ...
Leer Más

Deja tu comentario